La mezcla parece inherente a cualquier tipo de construcción. De hecho, no viene sola! Viene con bolsones de arena, bolsas de cemento… y un poco de caos. Los residuos propios de la mezcla son nocivos y Dun Dun se ha dedicado a investigar sobre cómo mejorar esto.

¿Para qué sirve?

Su producto se puede usar en la construcción de mampostería -paredes- no refractaria y sin función estructural - o sea que no para todas. El producto está recomendado para la fijación de ladrillos cerámicos, bloques de hormigón tradicional, hormigón celular y ladrillos de prensa.

¿Por qué usarlo?

Usando masa Dun Dun permite optimizar el uso en un 50% por metro cuadrado, en otras palabras, consumís la mitad de lo que necesitarías con la mezcla tradicional.

Con respecto a la productividad, te permite construir y levantar paredes 3 veces más rápido que con el mortero tradicional. Esto lo comprobaron haciendo estudios prácticos, puesto que para levantar 15m2 de pared se necesita un día de trabajo de un albañil y dos ayudantes, mientras que usando Massa Dun Dun un albañil y un ayudante pueden levantar 50m2 de pared en un día de trabajo.

¿Cómo se usa?

La masa Dun Dun viene en un paquete tipo sachet de 3kg y viene lista para su uso, por ende no hay que agregarle absolutamente nada. Es importante para usarla que los ladrillos o bloques sean uniformes y estén bien alineados para evitar problemas de alineación y nivel.

Otra cuestión a tener en cuenta es que para no comprometer la adhesión los ladrillos deben estar lo más limpios posible, sin arena, aceite, polvo o grasa.

La aplicación se realiza sobre una sola de las caras a adherir y se hace en dos cordones de 1cm de diámetro aproximadamente. No hay necesidad de aplicar el producto sobre las juntas verticales porque esas luego se llenarán con el revoque. Si terminás de usarlo y te sobró masa Dun Dun, podés cerrar bien el embalaje plástico y usarlo en los próximos 30 días.